La mosca tsetsé que diezma el ganado africano.

Un equipo de científicos asturianos trabaja en una solución para la tripanosomiasis, que afecta a los animales de los pastores y pequeños productores del continente. Enlace

Noticia desarrollada por Rubén Celador Albarrán. Estudiante de 4º en el Grado de Biología de la Universidad de Salamanca.

En el artículo redactado por Álvaro Fuente se habla sobre la historia de un joven senegalés, Keba Diouara, que llegó hasta la península Ibérica en patera, la causa que le empujó a realizar este viaje suicida y formas para mejorar la situación actual. Este joven y su familia, así como muchos otros subsaharianos viven de la agricultura y ganadería tradicional, sin embargo la enfermedad causada por Trypanosoma brucei sobre los principales animales de ganado conduce a la miseria de esta gente. Cuando el ganado se ve afectado por este parasito tras ser picado por una mosca Tsetsé infectada, contrae la “nagana” como llaman los lugareños a la enfermedad del sueño. Esta enfermedad en humanos resulta mortal en muchos de los casos, sin embargo cuando afecta al ganado reduce la cantidad de leche, carne y debilidad  promoviendo la pobreza de estas zonas. La razón por la que Keba Diouara tuvo que emigrar de su país fue la perdida de gran parte de la ganadería familiar por este parasito. Los sistemas que hay para poder atajar esta enfermedad son reducidos y suelen ser bastante dañinos contra el medio ambiente pues tratan de acabar en su mayor parte con el vector, la mosca Tse-tsé, por quema de matorrales (reduciendo a su vez los pastos), uso de insecticidas de forma masiva,…

Por otro lado se han encontrado individuos de ganado en la zona occidental del continente que son resistentes a Trypanosoma, y aunque son más pequeños (y por ello menos productivos). Descubrir cuáles son los mecanismos que llevan a esta resistencia y transferir esta característica a ganado de mayor tamaño, podría ser el inicio de la mejora en la calidad de vida de los habitantes de las regiones afectadas por el protozoo. Y aunque estos análisis genéticos se están empezando a desarrollar en nuestro país y seguramente tengan un futuro brillante, considero que la aplicación de las técnicas necesarias para conseguir ganado resistente en zonas endémicas de esta tripanosomiasis o susceptibles a padecerla, no van a fructificar.  La razón para pensar esto es que es una enfermedad que afecta al ganado sudafricano y no a zonas ricas como podrían ser EE.UU o Europa. Por lo tanto a los mandatarios de estas zonas, ni a las multinacionales les interesa lo suficiente como para ayudar a visibilizar el problema o subvencionar para  mejorar la situación, teniendo que ocurrir casos tan drásticos como el de Keba para que tenga un poco de repercusión mediática. Así como que la coordinación del sistema no la pueden llevar a cabo los gobiernos locales por la gran corrupción presente en estas regiones africanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s